Corte de baldosa de piedra natural

Corte de baldosas de piedra

Las baldosas de piedra natural son un excelente punto de atracción para las zonas de salpicaduras, las encimeras o la decoración del baño, y son perfectas para los suelos de las cocinas y las entradas, así como para los proyectos de exteriores, debido a su textura, durabilidad y valores estéticos. La instalación de este tipo de baldosas no es un trabajo muy fácil, sin embargo no es imposible si se siguen las principales reglas y pasos sobre cómo colocar baldosas de piedra natural y si se aborda cada actividad con paciencia y se presta atención a los detalles. Una de las etapas más complicadas es cortar y dar forma a la piedra para que se adapte a su espacio o diseño. Así que si se pregunta cómo cortar baldosas de piedra natural, la respuesta es muy sencilla: con las herramientas adecuadas. A continuación encontrará las herramientas adecuadas para manipular estas baldosas duras y, al mismo tiempo, fácilmente rompibles.

Como las baldosas de piedra natural son más duras que las baldosas de cerámica o porcelana, las herramientas habituales utilizadas para cortar baldosas, como el cortador de baldosas o las tijeras para baldosas, no son muy adecuadas, ya que necesitará mucha presión para poder romperlas. La herramienta más adecuada para cortar la piedra natural es la sierra húmeda con una hoja incrustada de diamante. El agua es esencial para el corte ya que lubrica la hoja y la enfría evitando que se sobrecaliente. El disco de diamante es la mejor opción para un disco ya que corta la piedra natural de forma limpia y es adecuado para todo tipo de piedra – mármol, granito, pizarra, travertino, piedra caliza, etc. Hay algunos principios que hay que seguir cuando se utiliza una sierra húmeda.

Tenazas para baldosas de piedra

Las baldosas de piedra natural son un excelente punto de atracción para las zonas de salpicaduras, las encimeras o la decoración del baño, y son perfectas para los suelos de las cocinas y las entradas, así como para los proyectos de exteriores, debido a su textura, durabilidad y valores estéticos. La instalación de este tipo de baldosas no es un trabajo muy fácil, sin embargo no es imposible si se siguen las principales reglas y pasos sobre cómo colocar baldosas de piedra natural y si se aborda cada actividad con paciencia y se presta atención a los detalles. Una de las etapas más complicadas es cortar y dar forma a la piedra para que se adapte a su espacio o diseño. Así que si se pregunta cómo cortar baldosas de piedra natural, la respuesta es muy sencilla: con las herramientas adecuadas. A continuación encontrará las herramientas adecuadas para manipular estas baldosas duras y, al mismo tiempo, fácilmente rompibles.

Como las baldosas de piedra natural son más duras que las baldosas de cerámica o porcelana, las herramientas habituales utilizadas para cortar baldosas, como el cortador de baldosas o las tijeras para baldosas, no son muy adecuadas, ya que necesitará mucha presión para poder romperlas. La herramienta más adecuada para cortar la piedra natural es la sierra húmeda con una hoja incrustada de diamante. El agua es esencial para el corte ya que lubrica la hoja y la enfría evitando que se sobrecaliente. El disco de diamante es la mejor opción para un disco ya que corta la piedra natural de forma limpia y es adecuado para todo tipo de piedra – mármol, granito, pizarra, travertino, piedra caliza, etc. Hay algunos principios que hay que seguir cuando se utiliza una sierra húmeda.

Cortador de piedra natural

El uso de las herramientas y la técnica adecuadas ayudará a conseguir una instalación de aspecto profesional y a reducir el desperdicio de material. Esta guía le ayudará a identificar algunas de las herramientas más utilizadas para cortar azulejos y cómo utilizarlas.

El tipo de material que se va a cortar ayuda a determinar el tipo de herramienta que se necesita. Por ejemplo, con algunos materiales como la piedra natural y el ladrillo, es mejor utilizar una sierra para azulejos en húmedo. Otros materiales, como la cerámica, la porcelana y los azulejos de cantera, pueden cortarse con otras herramientas, además de la sierra para azulejos, como las tenazas para azulejos, el cortador a presión para azulejos y el lápiz con punta de carburo. Además, el tipo de cortes que necesite hacer será importante a la hora de decidir la herramienta. Los cortes rectos, los cortes con muescas y los cortes circulares requieren diferentes herramientas y técnicas de corte.

Si va a realizar principalmente cortes rectos (o cortes al hilo), tiene a su disposición varias herramientas. Un lápiz con punta de carburo, un cortador de baldosas a presión y una sierra para baldosas en húmedo pueden utilizarse para realizar cortes rectos sencillos. Girando la baldosa, también se pueden realizar cortes diagonales con estas herramientas.

Cómo cortar baldosas de piedra a mano

A menudo hablamos de que una obra de construcción puede considerarse una especie de mundo en miniatura, en el que confluyen una gran cantidad de profesionales y comerciantes diferentes, cada uno de los cuales aporta su experiencia particular al proyecto y trabaja con una enorme variedad de materiales, herramientas y técnicas. Y, aunque puede haber un cruce entre algunas áreas, es importante reconocer que se necesitan especialistas, sobre todo en lo que respecta a los materiales.

Por ejemplo, aunque muchas de las herramientas y técnicas utilizadas en la colocación de azulejos de piedra natural y de cerámica o porcelana son similares, hay algunas diferencias, y si quiere asegurarse de que su mármol se coloca perfectamente y con delicadeza, es importante saber qué herramientas necesita para conseguirlo.

Empecemos, sin embargo, por las similitudes entre ambos materiales. La primera es la importancia de los discos y brocas de diamante a la hora de conseguir un corte de calidad, sea cual sea el material y el tipo de herramienta. La segunda es que, tanto si se trabaja con mármol como con cerámica**, se necesita mucho espacio** para poder moverse libremente y evitar tener que colocar las baldosas en posiciones precarias. La tercera similitud es que, dada la naturaleza de los azulejos, es imprescindible tener una idea clara por parte del cliente de cómo deben colocarse, ya que, obviamente, esto repercutirá no sólo en el proceso de colocación en sí, sino también en la fase de corte.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad